Los 12 Fabulosos Mitos de la Publicidad – Capítulo I: Las agencias cobran muy caro

 

Anuncio sin agencia

Anuncio sin agencia

“¿Quinientos dólares por un logotipo? Mejor le digo a mi sobrino que lo haga; él también sabe usar Photoshop”.

Es habitual escuchar esto en boca de los clientes. Es más, cualquiera debería indignarse, se trata de una cantidad absurda de dinero por un trabajo que no debe tomar más de dos horas en hacerse, ¿o no?

En publicidad es muy común encontrarse con estas situaciones. Cuando se quiere promocionar un producto, buscamos un “diseñito” y cuando quiere lanzarse una marca, queremos un “videíto”. Es primordial comprender que existen distintos tipos de trabajos publicitarios: los que funcionan y los que no. Los primeros son realizados por un equipo de profesionales con años de estudio y experiencia en el área, mientras que los segundos son hechos por cualquiera. Si estamos a punto de invertir nuestro valioso tiempo y dinero, lógicamente buscaremos un trabajo efectivo, a nadie le gusta echar su dinero por la borda (¿o a usted sí?).

Seamos sinceros, su sobrino que usa Photoshop no puede competir con un equipo de expertos en publicidad, aunque sea muy inteligente y talentoso. Los negocios exitosos son los que saben invertir su capital sabiamente. Si usted cree que ahorrar dinero en publicidad le dará beneficios, podría llevarse una amarga sorpresa. Por ahorrar unos cuantos dólares en la creación de un diseño u otro material publicitario, podría perder miles en impresión, producción y difusión, además de que su imagen quedaría afectada por un largo tiempo. No se olvide que el presupuesto para una agencia muchas veces no sobrepasa el 10% la inversión total de la campaña. ¿Todavía se justifica ahorrar unos billetitos en la agencia?

“Podría contratar a un profesional para que maneje toda la publicidad desde dentro de mi empresa, así me saldrá más barato, no se distraerá con otras marcas y podré estar más involucrado con su trabajo”.

Existen muchas empresas que manejan su publicidad in house, es decir, con un equipo interno. Esto resulta muy productivo si se trata de un equipo completo con especialistas en distintas áreas de la publicidad. Si su idea es contratar a sólo una persona para que haga todo el trabajo que una agencia realizaría, es mejor que lo piense dos veces. Una persona sola no podrá hacer el trabajo de un equipo, tampoco será capaz de especializarse en todas las áreas. Además, la contratación de una persona conlleva más costos que sólo un salario, demanda el pago de beneficios sociales (vacaciones, seguro médico, fondo de pensiones, etc., etc.). Por el contrario, la contratación de una agencia significa que usted podrá declarar esta inversión y descontar impuestos.  

En resumen:

  • El trabajo en publicidad es complejo y no debe ser llevado a cabo por amateurs
  • Es más caro NO invertir en una agencia
  • La publicidad efectiva es el resultado del trabajo de un equipo de expertos
  • El costo de la agencia es mínimo en relación al costo de una campaña completa
  • No espere que una persona haga el trabajo de todo un equipo
  • Contratar significa tener que pagar beneficios sociales y material de trabajo, mientras que terciarizar significa descontar impuestos.

 

“Ningún anunciante se hizo más rico por pagar poco a su agencia. Pague con manís y recibirá monos”. David Ogilvy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>