Monthly Archives: abril 2014

Los 12 Fabulosos Mitos de la Publicidad – Capítulo II: Las agencias publicitarias son muy lentas

Una agencia publicitaria es un lugar muy especial en la Tierra donde los creativos inventan un montón de cosas locas mientras apuestan a las carreras, fuman yerba y juegan al Candy Crush. Por eso, es muy difícil comprender la razón de tanta demora si es solo sacar una foto bonita y poner el logo en una esquina. ¿Por qué se demora tanto esta gente? ¿Es que no se dan cuenta que el tiempo es dinero? ¿Es que están demasiado ocupados con el nivel 325 de Candy Crush?

Creativo tomándose su tiempo

Creativo tomándose su tiempo

 

Para responder a todas las preguntas de los anunciantes respecto al gran misterio de la lentitud de las agencias, primero se deben aclarar algunas percepciones erróneas que existen respecto al fantástico mundo de la publicidad:

  1. El creativo no es una metralleta de ideas fabulosas capaces de sacar al planeta de su eje. El creativo comenzará su trabajo empapándose de toda la información de su marca: qué la identifica, cómo se diferencia de la competencia, qué valores promueve, quién es su público, etc., etc. Para iniciar el proceso, la agencia necesita que el cliente trabaje con ella, brindando detalles y datos para permitir que el producto final sea afín a la marca y sus necesidades.
  2. Nunca se trata de “sólo un trabajito”. Cualquier producto que salga de la agencia será una herramienta de construcción de la marca y, además, un reflejo de la imagen de la misma agencia. No existen los “trabajitos” pues todos los productos son de suma importancia y serán trabajados con la atención que se merecen.
  3.  Si necesita un trabajo para ayer, probablemente no le está dando el tiempo y la reflexión que cualquier material publicitario merece. La publicidad es una inversión y como tal precisa un profundo análisis. Recuerde: 

    “Ser creativo sin estrategia es hacer arte. Ser creativo con estrategia es hacer publicidad.” Jeff I. Richards


  4. Luego de requerir un tiempo prudente para llegar a un buen resultado, la agencia necesita la aprobación del cliente. Ésta, por lo general, demora bastante y no llega sin una o dos correcciones que hacen peligrar la calidad del producto.
Las diferencias de visión entre agencia y anunciante

El antes y el después de las correcciones del cliente

Las agencias se toman el tiempo preciso para que el anunciante tenga un producto eficaz. El querer apresurar el proceso o intentar saltarse pasos degenerará el producto final y tendrá serias repercusiones en la marca. Si las ideas no se toman su tiempo para cocinarse, nadie se las comerá crudas.

Es lógico que nadie quiere que le tomen el pelo. Siempre que trabaje con su agencia exija un cronograma y supervise que se cumplan los plazos. En una relación ideal, agencia y anunciante comprenden que cada uno tiene objetivos y metas que cumplir. Después de todo, si yo rasco tu espalda, tú rascas la mía.

Anunciante y agencia deben ayudarse

Anunciante y agencia deben ayudarse