Author Archives: admin

El Test de Facebook en Bolivia

Embed from Getty Images

 

Es probable que hace poco tiempo, notaras una nueva sección en tu  Facebook, la Sección Explorar o Explore Feed”. En esta se puede ver el contenido de las páginas que seguís y que, según el algoritmo de Facebook, te gustan más. Como resultado, en tu página de Inicio solo vas a encontrar publicaciones de tus amigos, anuncios y publicaciones pagadas a Facebook, separando por completo el contenido comercial que antes podía llegarte de manera orgánica.

Más interesante es saber que esta función de Facebook no fue lanzada a nivel global sino que está siendo testeada en seis países: Eslovaquia, Sri Lanka, Serbia, Bolivia, Guatemala y Camboya. De acuerdo a un anuncio realizado por Facebook este martes 24 de octubre, no existen planes de expandir esta función de manera global.

Facebook se ha visto obligado a lanzar una serie de comunicados desde que Filip Struhárik, un periodista eslovaco, expusiera la nueva función y los daños que estaba acarreando para las principales páginas de medios Eslovaquia. Según lo explicado por Struhárik, estas páginas habían experimentado un decrecimiento de dos tercios en su alcance orgánico y cuatro veces menos interacciones desde el principio del test.

Solo nos queda analizar con atención el comportamiento de las páginas bolivianas para estudiar el impacto que este test pueda tener en sus resultados.

Los 12 Fabulosos Mitos de la Publicidad – Capítulo V: Yo no tengo dinero para invertir en publicidad

Lotería de Bill Gates

Lotería de Bill Gates

¿Alguna vez ha recibido un correo electrónico indicándole que se ganó la lotería de Bill Gates? Si le ha sucedido, seguramente ha desechado el correo y se ha puesto a leer algo más interesante. Es lógico que lo haga pues de ninguna manera uno puede ganarse una lotería sin siquiera haberse comprado un boleto.

Así funciona la publicidad: para ganar hay que arriesgar. En muchos casos la publicidad puede parecer un gasto innecesario pero tratar de ingresar al mercado a luchar con la competencia puede ser sádico sin la ayuda publicitaria.

Piense en la publicidad como una herramienta para que el cliente lo conozca antes de que usted pueda hablarle de su producto. La imagen que transmite su folleto, la claridad del mensaje de su spot, la empatía que generen sus redes sociales son la primera impresión que el cliente tendrá de su producto y, ¿cuántas oportunidades tiene de hacer una primera impresión?

"Cómo hacer buenas primeras impresiones"

“Cómo hacer buenas primeras impresiones”

Por eso, considere a la publicidad como una inversión, no como un gasto. Es importante entender que los vendedores necesitan el apoyo publicitario para reforzar una buena imagen de su marca. Esta buena imagen generará seguridad, confianza e incluso predilección hacia un producto o servicio antes de conocerlo más a fondo.

No corte su presupuesto, optimice sus recursos.

“Dejar de invertir en publicidad para ahorrar dinero es como detener tu reloj para ahorrar tiempo.”
Henry Ford

 

Los 12 Fabulosos Mitos de la Publicidad – Capítulo IV: Las siete grandes mentiras sobre el Facebook

Publico, luego existo

Publico, luego existo

Las redes sociales son la comidilla de todos los marqueteros de hoy en día. Términos como “community”, “engagement” y “web analytics” se manejan de manera cotidiana entre estos fantabulosos expertos que, dada la oportunidad, dirán que saben más que el mismo Mark Zuckerberg. En realidad, el uso de redes sociales es sencillo y complejo al mismo tiempo.  Para hacerle la vida más fácil, vamos a resumir una infinita cantidad de falacias dichas con respecto a Facebook en 7 grandes mentiras. Comencemos:

  1. Facebook es gratis.
    MENTIRA. O tal vez sea cierto si usted cree que el tiempo que invierte en el manejo de su página no vale nada. Es decir, crear una página de Facebook es gratis, administrarla es otra historia. Diseñar una estrategia, crear contenidos, relacionarse con la audiencia, vigilar a la competencia; todas estas actividades requieren un tiempo considerable. Entonces, si está gastando tiempo (o dinero, que es igual) asegúrese de hacerlo bien. Infórmese o contrate a alguien que esté informado.
  2.  Mientras más ‘me gusta’, mejor.
    MENTIRA. Existen páginas con centenas de miles de seguidores que no alcanzan ni siquiera al 0,1% de su público. De qué sirve tener tantos seguidores si a ninguno de ellos le importa lo que usted está publicando. Tener muchos seguidores es bueno, hacer que ellos se interesen en usted, es mucho mejor. Vea el movimiento que generan sus publicaciones. ¿Son comentadas? ¿Son compartidas? ¿Gustan al público? Si no es así, olvídese de llamar a más seguidores y preocúpese en cautivar a los que ya están con usted.
  3. Todas mis publicaciones tienen que ser acerca de mi marca.
    MENTIRA. Una página de Facebook no puede ser marca-céntrica, debe ser seguidor-céntrica. Recuerde que las personas entran a Facebook para entretenerse o distraerse, nunca para ser bombardeadas con publicidad. Cree contenido que atraiga a su público. Haga el sacrificio de ceder el protagonismo de su marca a los intereses de la audiencia. Esto hará que sus seguidores mantengan una relación con su página en vez de bloquearla o dejar de seguirla.

    “Las compañías que funcionan son las que realmente le importan a la gente y tienen una visión del mundo cercana a algo que te guste.”

    Mark Zuckerberg

  4.  El Facebook vende.
    MENTIRA. Los vendedores venden. El Facebook es un canal de comunicación que sirve para crear una relación con su público. En redes sociales se habla de público o de seguidores, nunca de consumidores o clientes. Véalo como un medio de branding, una manera de posicionar su marca, no de aumentar sus ventas (aunque el incremento de ventas sea una consecuencia a largo plazo).
  5. Si tengo Facebook no necesito una web.
    MENTIRA. El Facebook es sólo parte del total de canales de comunicación con el cliente. El sitio web es igual de necesario que la página de Facebook porque, como ya se mencionó, el Facebook está completamente orientado al público mientras que el sitio web será el hogar de la marca. No permita que su marca quede desamparada, hospédela en una web con toda la información necesaria. Además, las páginas de Facebook no aparecen en las búsquedas de Google por palabras clave. Quien busque su servicio/producto sin conocer el nombre de su marca, no lo va a encontrar.
  6. #Tengo #Que #Usar #Hashtags.
    MENTIRA. No todo tiene que ser escrito con los dichosos “hashtags” (#). El uso del hashtag debe ser prudente y adecuado. Sólo úselo para referirse a temas clave, temas que podrán ser buscados luego por sus seguidores. Si lo usa demasiado se arriesga a hacer el ridículo. Para aprender un poco más acerca de cómo escribir con hashtags, les recomendamos el siguiente artículo.
  7. Hay empresas que venden seguidores.
    MENTIRA. Bueno, no es exactamente mentira. Sí existen “granjas de ‘me gusta’” que ofrecen módicos paquetes de 1.000 “likes” por $70. Lo que sí se pone en tela de juicio es la efectividad de esta acción. Todo estos nuevos ‘me gusta’ ofrecidos por las granjas provienen de lugares como Filipinas, Paquistán, Bangladesh, etc. Son de personas a quienes no les interesa su marca y probablemente no le interese ninguna de sus publicaciones. ¿Realmente quiere comprar esos likes?

Las redes sociales no son un gran misterio. Sólo recuerde: el contenido es REY. Haga caso a ese principio y tenga certeza de que le irá mejor que a muchos que aún no lo comprenden.

Resumen de las redes sociales

Resumen de las redes sociales

 

Los 12 Fabulosos Mitos de la Publicidad – Capítulo III: La publicidad no funciona

La publicidad apesta

La publicidad apesta

Si usted publicita en todos los lugares y sus ventas siguen bajas, si hace promociones todo el año y aun así su público no muestra interés,  si paga a todo tipo de consultores para que lo asesoren y todavía no tiene resultados, ¡tenemos la solución para usted!

DEJE DE HACER PUBLICIDAD.

¿Intrigado? No lo esté. Existe un sinfín de argumentos para dejar de hacer publicidad (por lo menos por un periodo de tiempo). A continuación, le explicamos la lógica y algunos motivos detrás de esta recomendación:

  • Su publicidad es aburrida. Si sufre de esto, tiene un problema muy común. Nadie le presta atención porque no se destaca de todo lo que hay en el mercado. No olvide que vivimos en un mundo saturado de publicidad y si la suya no se destaca, morirá enterrada por la avalancha de anuncios existentes.

Alguna vez hemos escuchado la frase “Hágalo todo en amarillo chillón, porque así llama más la atención. Está comprobado”. Si los anuncios de la competencia también siguen esta consigna (como sucedió en aquella ocasión), de seguro su anuncio perderá todo rastro de notoriedad. Por más de que esté comprobado.

Tómese su tiempo, analice qué lo diferencia de la competencia y aférrese con alma, vida y corazón a ello. Estudie y estructure la identidad de su marca y vuelva a darle una oportunidad a la publicidad. Ella lo esperará con brazos abiertos.

  • Usted padece de sordera de anunciante. Si usted contrata a una agencia, a un marketero o a un publicista, ¡no ignore sus recomendaciones! Olvídese de su artista interno y evalúe los materiales publicitarios bajo el axioma de: “¿funciona o no funciona?” Si el mensaje es claro y refleja la imagen de la marca, absténgase de frases como “hay que aumentar información”, “cambiemos esa palabrita”, “le falta más color” o la clásica “hay que aumentar el tamaño del logo”.

Explique, guíe y escuche. Si usted y su asesor tienen una buena retroalimentación, su marca se lo agradecerá.

  • Su publicidad está perdida en el espacio.  Si sus anuncios están tan mal ubicados que nadie los ve o, lo que es peor, sus clientes potenciales no lo ven, usted está echando su dinero a un barril sin fondo y jamás verá resultados.

“Nadie cuenta la cantidad de anuncios que usted publique; ellos solo recuerdan la impresión que usted haga”  Bill Bernbach

Póngase en el lugar de sus clientes, piense como ellos y sepa de memoria sus hábitos. Así le será fácil descubrir los mejores medios para comunicarse con ellos.

  • Hay problemas más allá de la publicidad. Tenga certeza de una publicidad bien planificada da resultados. Si usted hace todo correctamente y sigue teniendo problemas, es hora de analizar otros factores. Nadie va a comprar su producto si cuando quiere hacerlo es abusado psicológicamente por sus vendedores, si su comida sabe mal, si tienen que hacer filas que zigzaguean, aguantar malos olores en su tienda, etc., etc.

Si el producto es bueno, la publicidad será su amiga. Si no, evítese el esfuerzo.

Luego de hacer un análisis contundente de la situación de nuestra marca podremos saber si la publicidad funciona o no funciona. Pero no se engañe, la publicidad bien hecha siempre funciona.

Los 12 Fabulosos Mitos de la Publicidad – Capítulo II: Las agencias publicitarias son muy lentas

Una agencia publicitaria es un lugar muy especial en la Tierra donde los creativos inventan un montón de cosas locas mientras apuestan a las carreras, fuman yerba y juegan al Candy Crush. Por eso, es muy difícil comprender la razón de tanta demora si es solo sacar una foto bonita y poner el logo en una esquina. ¿Por qué se demora tanto esta gente? ¿Es que no se dan cuenta que el tiempo es dinero? ¿Es que están demasiado ocupados con el nivel 325 de Candy Crush?

Creativo tomándose su tiempo

Creativo tomándose su tiempo

 

Para responder a todas las preguntas de los anunciantes respecto al gran misterio de la lentitud de las agencias, primero se deben aclarar algunas percepciones erróneas que existen respecto al fantástico mundo de la publicidad:

  1. El creativo no es una metralleta de ideas fabulosas capaces de sacar al planeta de su eje. El creativo comenzará su trabajo empapándose de toda la información de su marca: qué la identifica, cómo se diferencia de la competencia, qué valores promueve, quién es su público, etc., etc. Para iniciar el proceso, la agencia necesita que el cliente trabaje con ella, brindando detalles y datos para permitir que el producto final sea afín a la marca y sus necesidades.
  2. Nunca se trata de “sólo un trabajito”. Cualquier producto que salga de la agencia será una herramienta de construcción de la marca y, además, un reflejo de la imagen de la misma agencia. No existen los “trabajitos” pues todos los productos son de suma importancia y serán trabajados con la atención que se merecen.
  3.  Si necesita un trabajo para ayer, probablemente no le está dando el tiempo y la reflexión que cualquier material publicitario merece. La publicidad es una inversión y como tal precisa un profundo análisis. Recuerde: 

    “Ser creativo sin estrategia es hacer arte. Ser creativo con estrategia es hacer publicidad.” Jeff I. Richards


  4. Luego de requerir un tiempo prudente para llegar a un buen resultado, la agencia necesita la aprobación del cliente. Ésta, por lo general, demora bastante y no llega sin una o dos correcciones que hacen peligrar la calidad del producto.
Las diferencias de visión entre agencia y anunciante

El antes y el después de las correcciones del cliente

Las agencias se toman el tiempo preciso para que el anunciante tenga un producto eficaz. El querer apresurar el proceso o intentar saltarse pasos degenerará el producto final y tendrá serias repercusiones en la marca. Si las ideas no se toman su tiempo para cocinarse, nadie se las comerá crudas.

Es lógico que nadie quiere que le tomen el pelo. Siempre que trabaje con su agencia exija un cronograma y supervise que se cumplan los plazos. En una relación ideal, agencia y anunciante comprenden que cada uno tiene objetivos y metas que cumplir. Después de todo, si yo rasco tu espalda, tú rascas la mía.

Anunciante y agencia deben ayudarse

Anunciante y agencia deben ayudarse

 

 

Los 12 Fabulosos Mitos de la Publicidad – Capítulo I: Las agencias cobran muy caro

 

Anuncio sin agencia

Anuncio sin agencia

“¿Quinientos dólares por un logotipo? Mejor le digo a mi sobrino que lo haga; él también sabe usar Photoshop”.

Es habitual escuchar esto en boca de los clientes. Es más, cualquiera debería indignarse, se trata de una cantidad absurda de dinero por un trabajo que no debe tomar más de dos horas en hacerse, ¿o no?

En publicidad es muy común encontrarse con estas situaciones. Cuando se quiere promocionar un producto, buscamos un “diseñito” y cuando quiere lanzarse una marca, queremos un “videíto”. Es primordial comprender que existen distintos tipos de trabajos publicitarios: los que funcionan y los que no. Los primeros son realizados por un equipo de profesionales con años de estudio y experiencia en el área, mientras que los segundos son hechos por cualquiera. Si estamos a punto de invertir nuestro valioso tiempo y dinero, lógicamente buscaremos un trabajo efectivo, a nadie le gusta echar su dinero por la borda (¿o a usted sí?).

Seamos sinceros, su sobrino que usa Photoshop no puede competir con un equipo de expertos en publicidad, aunque sea muy inteligente y talentoso. Los negocios exitosos son los que saben invertir su capital sabiamente. Si usted cree que ahorrar dinero en publicidad le dará beneficios, podría llevarse una amarga sorpresa. Por ahorrar unos cuantos dólares en la creación de un diseño u otro material publicitario, podría perder miles en impresión, producción y difusión, además de que su imagen quedaría afectada por un largo tiempo. No se olvide que el presupuesto para una agencia muchas veces no sobrepasa el 10% la inversión total de la campaña. ¿Todavía se justifica ahorrar unos billetitos en la agencia?

“Podría contratar a un profesional para que maneje toda la publicidad desde dentro de mi empresa, así me saldrá más barato, no se distraerá con otras marcas y podré estar más involucrado con su trabajo”.

Existen muchas empresas que manejan su publicidad in house, es decir, con un equipo interno. Esto resulta muy productivo si se trata de un equipo completo con especialistas en distintas áreas de la publicidad. Si su idea es contratar a sólo una persona para que haga todo el trabajo que una agencia realizaría, es mejor que lo piense dos veces. Una persona sola no podrá hacer el trabajo de un equipo, tampoco será capaz de especializarse en todas las áreas. Además, la contratación de una persona conlleva más costos que sólo un salario, demanda el pago de beneficios sociales (vacaciones, seguro médico, fondo de pensiones, etc., etc.). Por el contrario, la contratación de una agencia significa que usted podrá declarar esta inversión y descontar impuestos.  

En resumen:

  • El trabajo en publicidad es complejo y no debe ser llevado a cabo por amateurs
  • Es más caro NO invertir en una agencia
  • La publicidad efectiva es el resultado del trabajo de un equipo de expertos
  • El costo de la agencia es mínimo en relación al costo de una campaña completa
  • No espere que una persona haga el trabajo de todo un equipo
  • Contratar significa tener que pagar beneficios sociales y material de trabajo, mientras que terciarizar significa descontar impuestos.

 

“Ningún anunciante se hizo más rico por pagar poco a su agencia. Pague con manís y recibirá monos”. David Ogilvy